Avda. Francisco Ayala, 31. Granada
+34958800460
centrofpjorbalan@jorbalanadoratrices.com

Pastoral

El Centro de FP Jorbalán forma parte de la  Iglesia y comparte activamente su misión evangelizadora y sus criterios pastorales. Concebimos nuestra comunidad educativa como una familia animada por los educadores en la que participan los padres y cuyo núcleo son los alumnos.

Formamos enfatizando la educación en valores humanos como parte de la pedagogía micaeliana. Proponemos conseguir una formación integral que abarque las tres dimensiones fundamentales de la persona: individual, social y transcendente, tal y como establece el Ideario de Colegios Adoratrices:

  • Desde el acompañamiento personal de los jóvenes, partiendo del lugar y modo en que se encuentran, conociendo su riqueza humana y religiosa, observando el contexto de sus ambientes, valorando lo positivo que llevan en sí y escuchando atentamente sus expectativas. Con una actitud pedagógica amable y cercana.

  • Desde un comunidad de personas conscientes de la naturaleza integral de la propuesta educativa y evangelizadora.

  • Desde un ambiente de valores humanos impregnados de humanismo cristiano, en sí mismo educativo; un terreno cargado de ofertas asociativas, culturales y allí donde sea posible, cristianas.

El Proyecto de Pastoral es el instrumento que tenemos los docentes para desarrollar de manera concreta la función pastoral con el alumnado,  es el marco en el que se especifican las líneas de acción para la organización y funcionamiento de la pastoral del Centro, tomando como base el Proyecto Marco de  Pastoral, El Ideario de Colegios Adoratrices y  las Líneas Pedagógicas establecidas anualmente por la Comisión de Colegios.

Para su elaboración y para determinar las líneas de actuación de nuestra Pastoral,  partimos  de la realidad de la Formación Profesional y de algunas de las  características del sistema formativo  actual:

  • Los centros de FP viven, cada vez más, referenciados a entornos profesionales exigentes con los que interactúan, (Las empresas y otras organizaciones nos ven como agentes capaces de ofrecer valor añadido a sus clientes) hemos de demostrar competencia y competitividad.

  • El alumnado tiene un perfil de lo más heterogéneo.  Podemos encontrar en el aula  personas de 17 años y también de 40 o más.  Hay profesionales  que al encontrarse en paro vuelven de nuevo a formarse en espera de  unas mejores posibilidades laborales; y chicos que arrastran aún el malestar de la desmotivación y el fracaso escolar de la ESO. Del modo que sea, todos ellos comparten una expectativa muy clara, el interés por una formación de calidad, de carácter técnico, que les permita trabajar en el plazo de tiempo más breve, es decir, inmediatez y practicidad.

  • Los currículos oficiales están vertebrados en torno a conceptos de Competencia, por tanto la formación que demandan es finalista, es difícil dar cabida a argumentos de tipo humanístico o religioso. Los tiempos además son muy exiguos: tan solo dos cursos escolares, donde la formación va al cronómetro por la cantidad de contenidos y destrezas que hay que desarrollar. El discurso de la fe y la temática religiosa es “sospechosa” de entrada, no tanto por rechazo explícito, sino por su incongruencia en dicho escenario.

  • Nos encontramos ante nuevas necesidades educativas, donde las funciones educativas no pueden ser meramente instrumentales, sino que se demanda la elaboración de originales formas de convivencia y de cooperación.

 

Por todo ello, consideramos cuatro puntos fuertes  en la actuación de nuestra pastoral:

1ª. La acción Pastoral la realizaremos  todos los docentes en el día a día en nuestras aulas, con un trato cercano y personalizado, los tutores especialmente a través de la tutoría individual y de grupo, al  objeto que el alumno se sienta querido y protagonista de su propio aprendizaje, potenciando su motivación y autoestima, especialmente en los primeros meses, intentando detectar cualquier problema, del tipo que sea; familiar, personal, de integración, afectivo, etc. Antes de actuar ante un problema, consideramos imprescindible la comunicación y el diálogo de todos los docentes implicados en el grupo, en aras a determinar la forma de afrontarlo, así como del docente más idóneo para intervenir en cada caso (atención personalizada).

La tutoría es uno de nuestros referentes dentro del Proyecto Educativo, donde se armoniza lo académico y la formación integral en valores.

2ª. Estableciendo anualmente un programa de Aprendizaje Servicios para cada familia profesional, vinculando el aprendizaje y el servicio solidario. Dicho programa permitirá al alumnado adquirir nuevos conocimientos, demostrar sus competencias en contextos reales, así como desarrollar saberes para la vida, el trabajo y la participación ciudadana, a la vez que adquiere un compromiso solidario con los más desfavorecidos.

3º Presentando la vida de Santa María Micaela, consideramos que desde que el alumnado entra en nuestro centro, es prioritario que conozca el carisma,  la misión de la Congregación y que tome conciencia de la proyección tanto social como evangelizadora de ésta en la sociedad, fomentando el espíritu de pertenencia a la familia adoratriz, potenciando las relaciones interpersonales, mejora de la convivencia y la idea de grupo y que sea fuente de estimulación para que sean protagonistas en la construcción de una sociedad más justa y fraterna, a través, del estilo de la Santa.

4º Proporcionando al alumnado experiencias que favorezcan el crecimiento en la fe cristiana, facilitando el acceso a la capilla, así como a las celebraciones eucarísticas que a lo largo del curso se lleven a cabo, especialmente en Navidad y Semana Santa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »